CinemaNet imagen
Suscríbete en iTunes RSS Facebook Twitter

imagen

Críticas de Películas #CoberturaFICM2016 Parte 3
19 octubre 2016 / Sección: General / Deja un comentario

Toni Erdmann (2016) de Maren Ade

Todos los años en el Festival de Cannes hay una película que enamora a la mayor parte de los críticos al grado de convertirla en el prospecto para llevarse la Palma de oro, pero termina siendo ignorada por completo en las premiaciones. Este año, esa película fue la genial Toni Erdmann de Maren Ade. La cinta sigue la intensa relación padre e hija de Winfried, un hombre mayor y muy solitario que tiene una extraña afición por las bromas, e Ines, una consultora en negocios que no vive más que para su trabajo. Partiendo de una premisa sencilla, Maren Ade nos lleva a un espiral de situaciones bizarras e irritantes y bromas que van demasiado lejos entre estos dos personajes. La realizadora alemana logra contarnos una historia extraordinaria desde el concepto ordinario del amor paternal. La película también es un viaje introspectivo de Ines, quien entre tanto trabajo se ha convertido en una autómata, sin tiempo para dedicar a su familia. Las actuaciones de Peter Simonischek y Sandra Hüller, junto con el excelente guión de Ade, son el motor de esta divertida y original película.

Tramontane (2016) de Vatche Boulghourjian

Este pequeño drama libanés sigue la historia de Rabih (Barakat Jabbour), un músico ciego que después de un insignificante incidente con su identificación oficial, se ve envuelto en una exhaustiva búsqueda por su verdadera identidad. De casa en casa, y de personaje en personaje, Rabih recolecta testimonios que se convierten en fragmentos de una borrosa versión de sí mismo. La puesta en escena de Boulghourjian logra situarnos en medio de la confusión total cuando los testimonios no cuadran entre sí y la desesperación aumenta. La música de Cynthia Zaven y la fotografía de James Lee Phelan hacen excelente mancuerna con los paisajes montañosos del país árabe.

Elle (2016) de Paul Verhoeven

Lo que inicia como un típico thriller comercial francés, termina yéndose por lugares divertidamente oscuros que muchos no vemos venir. En este regreso del excéntrico Paul Verhoeven, Isabelle Huppert se lleva la película interpretando nuevamente el personaje de psicótica, esta vez buscando vengarse del hombre que la violó. El legendario director holandés, responsable de grandes éxitos como RoboCop (1987), Total Recall (1990) y Basic Instinct (1992), nos trae esta historia tan diferente a todo lo que ha hecho anteriormente. El filme no pasa a ser la “explosión provocadora con imágenes muy explícitas” que se comentó previo a su llegada al festival, pero es sin duda una cinta muy original dentro del cine de suspenso. ¿Su mayor fortaleza?, sin lugar a duda es la actuación de Huppert.

Manchester by the Sea (2016) de Kenneth Lonergan

Kenneth Lonergan, quien anteriormente había escrito los guiones de Analyze This (1999) y Gangs of New York (2002), trajo una de las mejores películas al festival con Manchester by the Sea. Se trata de un drama acerca del duelo y la soledad, que si bien cumplió con una pizca de un comic relief muy natural en ciertas escenas, se consolida como un gran ejercicio melancólico. Lonergan apoya eficazmente esta fuerza dramática en Casey Affleck, de quien muy probablemente veamos una nominación a Mejor Actor. La música de Lesley Barber complementa la sutil pero poderosa atmósfera melancólica de la película, mientras que el guión, escrito por el mismo Lonergan, se encarga de sacar lo mejor de un Affleck emocionalmente irreparable. Manchester by the Sea es comida para la Academia; tiene todo lo necesario para postularse como una de las preferidas en los Oscar.

La fille inconnue (2016) de los Jean-Pierre y Luc Dardenne

Los hermanos favoritos de Cannes (evidentemente junto con los Coen) regresaron a la selección oficial del certamen francés con este drama que tiene muchos vestigios de su proyecto anterior Deux jours, une nuit (2014). Partiendo nuevamente del dilema moral y la crítica social que tanto caracteriza su cine, los Dardenne nos cuentan la historia de una doctora (Adèle Haenel) que, motivada por la culpa al no haber prevenido la muerte de una niña, se aventura en una encrucijada que la llevará a lugares peligrosos. El estilo de los Dardenne está muy presente en su nueva cinta: secuencias largas de una sola toma, no utilización de música como recurso narrativo, y actuaciones realistas para encarnar personajes ordinarios. Su debilidad fue la narrativa un tanto repetitiva y la lentitud con que se desarrolla la historia. Finalmente, La fille inconnue retoma un poco el concepto del “puerta en puerta” que tuvo más peso dramático en Deux jours, une nuit, significando una pérdida de combustible par los Dardenne.

Juste la fin du monde (2016) de Xavier Dolan

El nuevo cineasta favorito del nicho hipster regresa después de un homerun con su  pasada Mommy (2014). En esta ocasión, Dolan nos trae una adaptación de la obra de teatro homónima de Jean-Luc Lagarce acompañado de un elenco francófono de primera clase, conformado por Gaspard Ulliel, Léa Seydoux, Nathalie Baye, Vincent Cassel y Marion Cotillard. Los rasgos típicos de Dolan siguen vigentes, pero con Juste la fin du monde el cineasta québécois abusó de algunos elementos narrativos, como el uso de la música y la fotografía. Algunas canciones parecían estar ahí más por el mismo gusto de Dolan que por funcionar con la secuencia en cuestión. Además, los primeros veinte minutos pueden sentirse un tanto claustrofóbicos por la falta de espacio dentro de un infinito número de close-ups. Sin embargo, dentro del lado bueno, la dirección de actores parece ser el don del québécois; el reparto entrega interpretaciones intensas en casi todas las escenas, alcanzando las diferentes notas en los seis personajes. No por algo Dolan se llevó el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes por esta película.

Esa era Dania (2016) de Dariela Ludlow

Pasando a un plano más local, nos encontramos con una cinta mexicana en competencia. Esa era Dania nos cuenta la historia de una adolescente capitalina que, inmersa en una depresión, no logra vencer los obstáculos que la frenan a diario. Lo interesante en el proyecto de Dariela Ludlow es el ejercicio de ficción y documental que ésta lleva a cabo: la directora encuentra a Dania, decide filmar una ficción en torno a su vida, finalmente le muestra el producto terminado a Dania filmando a la vez sus reacciones y reflexiones. Es entonces que ocurre una sinergia entre el personaje y la persona de Dania; el ejercicio cinematográfico no es sólo para el espectador, sino para la misma Dania que sufre un cambio al realizar la película y posteriormente al verla terminada. Esa era Dania es uno de esos curiosos experimentos que uno encuentra en Morelia, esta vez acerca de la fusión entre el documental y la ficción.

Nocturnal Animals (2016) de Tom Ford

El diseñador de moda convertido a director de cine regresa con una segunda película más ambiciosa que la anterior. Nocturnal Animals, protagonizada por Amy Adams y Jake Gyllenhaal, es la viva evidencia de que Ford sabe hacer cine, y lo sabe hacer bien. La película, basada en la novela Tony and Susan de Austin Wright, sigue la historia de Susan (Adams) y su vulnerabilidad emocional al leer la nueva novela de su ex esposo (Gyllenhaal). Paralelamente, se recrea en pantalla la historia que Susan lee. Después de un drama acerca de la soledad y la búsqueda de identidad con A Single Man (2009), Ford se adentra en el terreno del thriller psicológico, con una historia desgarradora y situaciones viscerales que nos mantienen al borde de nuestro asiento en todo momento. Las actuaciones de Amy Adams, Jake Gyllenhaal y Aaron Taylor-Johnson son excelentes, pero el knockout fue de Michael Shannon interpretando al detective Carlos; veo difícil que no sea Shannon el contendiente más fuerte para el Oscar a Mejor Actor de Reparto.

El vigilante (2016) de Diego Ros

La ganadora de este año del Ojo a Mejor largometraje ficción sigue la historia del vigilante de una obra en construcción durante una noche de eventos bizarros. Lamentablemente, desde la perspectiva de un servidor, lo que comienza como un buen thriller con motivaciones establecidas termina siendo una enredadera de cabos sin atar. La excelente fotografía de la vista nocturna de la ciudad, a cargo de Galo Olivares, y la entrañable actuación de Leonardo Alonso (ganador del Ojo a Mejor actor) no fueron suficientes para salvar la película de Diego Ros; no hay sentido al final de esta historia. Al parecer, por alguna razón, sí fue suficiente para el jurado oficial del festival.

 

 

artículos relacionados
  • No Related Post
Comentarios
Los campos marcados con * son obligatorios
Antes de enviar, verifica escribir correctamente las 2 palabras de la imagen que aparece bajo el formulario
* Nombre:
* E-mail:
No será publicado
Comentario:
 
 


imagen
CinemaNet
Podcast de cobertura, crítica y reseña cinematográfica, con Carlos Del Río y Roberto Ortiz. Estrenos de la cartelera comercial y cultural, y diversas entrevistas con los protagonistas del cine mexicano.
Episodios recientes
otros podcasts de FrecuenciaCero