CinemaNet imagen
Suscríbete en iTunes RSS Facebook Twitter

imagen

Crítica de películas #CoberturaFICM2016 Parte 2
18 octubre 2016 / Sección: General / Deja un comentario

The Birth of a Nation (2016) de Nate Parker

Entre mis más esperadas del festival, se encontraba este descubrimiento de Sundance que abrió nuevamente el diálogo acerca de la historia del racismo en Estados Unidos y sus repercusiones en la actualidad. Además, la película tuvo su auge al mismo tiempo que los escándalos de police brutality en algunos estados de EE.UU. y el movimiento Black Lives Matters, dándole aún más combustible a su promoción. El debut de Parker es un violento episodio histórico que impresiona, entre tantas cosas, por la brutalidad de sus imágenes, muchas de las cuales incluso podrían ser vistas como políticamente incorrectas en muchos sectores de la sociedad norteamericana. Dentro del aspecto cinematográfico, Parker nos introduce en su película con un espléndido diseño y calidad de producción. Lamentablemente para el cineasta debutante, el guión torna soso y totalmente predecible a mitad de la cinta. The Birth of a Nation ya no es la fuerza imparable que acabaría como favorita a los ojos de la Academia. Sin embargo, Parker realizó un sólido debut de grandes magnitudes en distintos aspectos cinematográficos. Al final, entre las muchas películas en la programación del festival, esta es una de las más emotivas.

La La Land (2016) de Damien Chazelle

En mi opinión, el tercer largometraje de Damien Chazelle no sólo es la mejor película que se presentó en Morelia, sino que posiblemente sea la mejor de este año. La La Land es una producción musical de grandes proporciones y una carta de amor a Hollywood al mismo tiempo. El cinefotógrafo Linus Sandgren hace magia de las secuencias musicales, la música de Justin Hurwitz homenajea a este género simbólico de la época de oro de Hollywood (sin caer en el cliché) y la trágica y dulce química entre Ryan Gosling y Emma Stone rompe los corazones de los espectadores. Sin embargo, el ingrediente secreto en el éxito de La La Land es el mismo sujeto responsable del proyecto; si Damien Chazelle demostró tener bastante talento como realizador con Whiplash (2014), en esta ocasión demuestra ser un prodigio del séptimo arte. Estamos delante de uno de los mejores realizadores de la meca hollywoodense actual.

La región salvaje (2016) de Amat Escalante

Uno de los realizadores mexicanos con más presencia en el extranjero da un giro salvaje con su nueva película, galardonada con el León de plata a Mejor Director en el festival de Venecia. La región salvaje sigue la historia de una familia tradicional y provinciana cuyas vidas cambiarán radicalmente con la llegada de Verónica, una extraña chica que conoce a una criatura fuera de este planeta que resuelve los problemas de cualquier persona. Esto sucede siempre y cuando se tenga una conexión favorable con la criatura; de lo contrario, ésta puede tornar muy violenta. En el aspecto visual, Escalante conserva su estilo contemplativo en este cuarto largometraje. Sin embargo, el guanajuatense elige una manera muy peculiar de desarrollar la historia. La región salvaje toca los temas de machismo, la hipocresía y la homofobia -muy arraigados en la cultura mexicana-, y los trata a través de una mezcla de ciencia ficción y drama, poniendo por delante el concepto de la sexualidad. Sin lugar a duda, el proyecto más original de Escalante hasta ahora.

The Salesman (2016) de Asghar Farhadi

La nueva película del ganador del Oscar Asghar Farhadi (A Separation, 2011) es un drama de pareja que concentra su poder en las actuaciones de sus dos protagonistas: Rana (Taraneh Alidoosti) y Emad (Shahab Hosseini). Tal fue la hazaña actoral de Hosseini que se llevó el premio a Mejor Actor en el Festival de Cannes, junto con el premio de Farhadi a Mejor Guión. Rana y Emad se mudan a un nuevo departamento donde parece ser que una prostituta fue la anterior inquilina. Una tarde, Rana sufre una agresión por parte de un extraño al haber dejado la puerta abierta, creyendo que había sido Emad quien tocó el timbre. A partir de este incidente, los personajes sufren las secuelas que deja tal evento, haciendo de su tranquila vida un infierno de dudas y precauciones. La construcción de los personajes es el don de Farhadi, y la manera en que estos se desarrollan al final de la cinta es una explosión intensa de emociones.

Tenemos la carne (2016) de Emiliano Rocha Minter

Metes felación, incesto, necrofilia, orgías y canibalismo a una licuadora, arrojas la mezcla en un molde de mundo post-apocalíptico en México, y tienes la ópera prima de Emiliano Rocha Minter. Tenemos la carne goza de una gran fotografía (de Yollótl Alvarado) que pocos mexicanos tienen en sus óperas primas, así como de una dirección de arte muy bien lograda (cortesía de Manuel García), pero si se explora el terreno de la narrativa y de las motivaciones de los personajes, no tienes nada. Rocha Minter nos presenta una fantasía torcida y oscura, visualmente exquisita, pero vacía en todos sus aspectos narrativos. Hay quienes justificarán la cinta por tener un estilo “poético” o meramente “artístico”, pero en el cine, si el guión no tiene pies ni cabeza y no hay cabos que se aten, no es cine.

Por David Azar

artículos relacionados
  • No Related Post
Comentarios
Los campos marcados con * son obligatorios
Antes de enviar, verifica escribir correctamente las 2 palabras de la imagen que aparece bajo el formulario
* Nombre:
* E-mail:
No será publicado
Comentario:
 
 


imagen
CinemaNet
Podcast de cobertura, crítica y reseña cinematográfica, con Carlos Del Río y Roberto Ortiz. Estrenos de la cartelera comercial y cultural, y diversas entrevistas con los protagonistas del cine mexicano.
Episodios recientes
otros podcasts de FrecuenciaCero